Nuestra iniciativa

La Red de Innovación en el uso de Datos energéticos (EDI-Net) comenzó en 2016 como un proyecto financiado por la Unión Europea a iniciativa de la Comisión Europea en el marco del programa Horizon 2020. Dado que las autoridades regionales y locales de los estados miembros de la UE iniciaron el desarrollo de Planes de Acción de Eficiencia Energética, se hizo patente que había poco conocimiento sobre cómo mejorar la eficiencia energética de los edificios públicos.

Para dar solución a este problema, se desarrolló una estrategia sólida para la optimización energética, en el marco de SMARTSPACES, un proyecto cofinanciado por la UE que puede considerarse como el predecesor de EDI-Net. El servicio SMARTSPACES permitió a las autoridades públicas europeas mejorar de manera significativa la gestión de la energía en los edificios públicos que ocupaban a través del análisis de los datos ofrecidos por los contadores inteligentes. Posteriormente, esta información se complementó con la información de los usuarios de diversos edificios para identificar el buen y el mal rendimiento energético. Como resultado,  el servicio apoyó a los responsables de los edificios para optimizar el funcionamiento de los sistemas energéticos de los edificios y se incrementó la concienciación energética.

La iniciativa EDI-Net recoge el enfoque de SMARTSPACES y tiene como objetivo ayudar a las autoridades públicas a definir y evaluar sus planes de eficiencia energética y de energías renovables en un en un marco más amplio en lo referido al tiempo y la cantidad de datos. Esta iniciativa influenciará e involucrará a más de 600 tomadores de decisiones, profesionales de las finanzas y gestores energéticos, y a más de 3.000 representantes del sector público. Se espera incluso influenciar a mucha más gente - 25.000 servidores en cargos públicos, medio millón de funcionarios y millones de ciudadanos.

Para conseguir el objetivo general de esta iniciativa en términos de acelerar la implementación de políticas de energía sostenible, pueden destacarse tres elementos principales:

  • Un sistema de análisis de datos con capacidad de analizar millones de lecturas de contadores.
  • Un foro en línea para autoridades públicas para relacionarse de manera más efectiva con responsables de edificios y profesionales de las finanzas
  • Actividades de networking para incrementar la capacitación de los participantes, incrementar su implicación en la red y la multiplicación de los resultados.

Una estrategia bidireccional: combinar la información técnica con la información de los usuarios de los edificios

En términos técnicos, EDI-NET informa de cualquier funcionamiento erróneo o elementos insatisfactorios del rendimiento de energía y agua de los edificios públicos. El elemento innovador es el análisis de los datos, a intervalos cortos, de los contadores de agua y energía (normalmente cada hora, media hora o cuarto de hora), que cada vez son más fáciles de obtener, lo que conlleva un mayor conocimiento y conciencia sobre el óptimo funcionamiento de los edificios por parte de sus usuarios. Al mantener los parámetros de confort y los planes de consumo energético, se consigue mejorar el rendimiento de estos edificios y reducir sus emisiones.

Es más, EDI-NET comparte información comparativa sobre las mejores acciones implementadas, lo que permite a las autoridades locales usar esta información para implementar de manera más eficiente los Planes de Acción de Energía Sostenible (PAES) y los planes regionales y locales contra el cambio climático y establecer de manera más eficiente los presupuestos de energía y agua.

Así pues, el enfoque de la iniciativa implica que los datos provenientes de los contadores inteligentes, por si solos, no conllevarán la implementación de políticas energéticas sostenibles. Pero cuando éstos se combinan con foros de discusión en línea, campañas a nivel local, mejora de la concienciación y transmisión de conocimiento entre pares, se puede conseguir ahorros de un 5% a un 15%.

Nuestro consorcio está integrado por 7 organizaciones, pertenecientes a 3 países de la UE (Alemania, España y Reino Unido). Concretamente, hay dos grupos de investigación vinculados a universidades (DMU y CIMNE), una importante red de ciudades (Alianza del Clima), una compañía de investigación y consultoría (Empirica) y tres entidades públicas: la Generalitat de Catalunya (España) y las ciudades de Leicester (Reino Unido) y Núremberg (Alemania).